volver a principal
Teléfonos de información
sobre el Lupus
91 825 11 98 y 674 250 527
Lunes a Viernes
de 09:30 a 13:30
Lunes a Viernes
de 15:00 a 20:00
Quienes somos

INFORME DEL V CONGRESO INTERNACIONAL DE PACIENTES DE LES

PONENCIAS

NEFRITIS LÚPICA


Doctora Mary Ann Dooley, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Reumatóloga-Inmunóloga.
Doctor Richard A. Furie, Hospital Universitario North Shore, Reumatología.
Dra Ellen M. Ginzler, Universidad de Nueva York, Downstate Medical Center,Reumatología.
Doctor James A. Tumlin, Universidad de Medicina de Emory, División Renal.
Doctora Mary Ann Dooley, de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Reumatóloga-Inmunóloga.

Nefritis

Las causas de la hematuria dependen de la edad. El síndrome nefrótico consiste en tener unos niveles de proteinuria igual o superior a 3,5 miligramos /día, hipoproteinuria, edema e hiperlidemia.La proteinuria se mide a través de la recogida de orina de 24 horas, donde el nivel normal es de 15-20 mg para las mujeres, y a través de la creatinina en la orina, donde lo normal es que sea inferior a 0,2

Las complicaciones del síndrome nefrótico pueden ser: trombosis, infecciones y arteriosclerosis acelerada.

Según datos de la Organización Mundial de la salud, en 1971 había una supervivencia del 50% de los pacientes con Nefritis Lúpica después de 5 años.En cuanto a los costes personales y económicos de la Nefritis Lúpica son un aumento en el número de visitas, ingresos hospitalarios, biopsias y transplantes. Los resultados de las diálisis en el lupus, el ratio de mortalidad en la nefritis lúpica es la misma que en otras poblaciones.

Nefritis Lúpica: histología, diagnóstico y tratamiento.

Los predictores del pronóstico y resultados a largo plazo de los riñones son la edad a la que se presenta, la existencia de anemia persistente e la hipocomplementemia.

La histología se observa con inmunofluorescencia, que también es útil para el diagnóstico.

En cuanto a la edad de presentación, la terapia precoz con ciclofosfamida reduce las reincidencias en la nefritis lúpica proliferativa.

Por otro lado si los complementos están bajos hay motivos para preocuparse, y si se indica un tratamiento precoz para corregirlo la supervivencia está en torno al 85%.

En cuanto a la duración de la remisión, según un estudio realizado a 85 pacientes con Nefritis Lúpica Proliferativa, hay un 30% de reincidencia después de 30 meses, y un 25% después de 4 años.

Doctor Richard A. Furie, Hospital Universitario North Shore, Reumatología.
"Ensayos clínicos en la Nefritis Lúpica (NL)"

Las metas a conseguir son las siguientes:

1. Parar el brote de actividad
2. Prevenir nuevos brotes
3. Mantener una buena función de los riñones y prevenir la necesidad de diálisis o de transplante renal.

El único medicamento aprobado por la Agencia Americana del Medicamento (FDA) para la NL es la prednisona. Aunque la ciclofosfamida intravenosa es el tratamiento estándar para la Nefritis Lúpica no ha sido aprobada por la FDA. Si bien cualquier tratamiento con ciclofosfamida o azatioprina con prednisona tiene mejor resultado para que no se produzca el fallo renal.

En cuanto al tratamiento con ciclofosfamida intravenosa, hay que tener en cuanta los efectos secundarios y que no todos los pacientes presentan una respuesta favorable a dicho tratamiento.

Cómo encontrar nuevos medicamentos para tratar el Lupus, pueden provenir de su utilización para otras enfermedades, o bien de ensayos clínicos probados con nuevos tratamientos potenciales procedentes de empresas biotecnológicas.

Estos se pueden centrar en encontrar tratamientos más efectivos para pacientes concretos o identificar un nuevo tratamiento que sea más seguro y efectivo para futuros pacientes.

Para participar en un ensayo clínico para el lupus hay que obtener el consentimiento informado.

Existen varias fases en el estudio. En la Fase I hay que valorar la seguridad del nuevo tratamiento, probando si puede ser utilizado en sujetos humanos normales o en pacientes que tiene la enfermedad de interés. En las fases II y III se diseña la efectividad y seguridad de los nuevos tratamientos. En estas fases son importantes tener un grupo de control, el procedimiento al azar y estudios ciegos. Cellcept está en fase IV y se aprobará para tratar el rechazo actual de los trasplantes renales.

Los nuevos tratamientos para la nefritis lúpica son: LJP 394, para prevenir brotes, mayores estudios de Cellcept para la inducción y terapia de mantenimiento, Rituximab y CTLA4-Ig.

Dra Ellen M. Ginzler, Universidad de Nueva York, Downstate Medical Center, Reumatología.
"Nuevas terapias para el tratamiento del LES"

No hay ningún tratamiento nuevo para el Lupus Sistémico. Si bien los ejes centrales son la revolución biotecnológica, perder el temor a lo atrevido y la finalización del desarrollo de los ensayos clínicos.

Los obstáculos en el desarrollo de nuevos tratamientos son la necesidad, seguridad, el grupo terapéutico, diseño de los ensayos y el coste.

Los factores a tener en cuenta en el diseño del ensayo son la definición de la población objetivo, esto es pacientes en brote y en remisión, y los determinantes de eficacia, global u órgano específica. Para la eficacia global, se tiene en cuenta el SLEDAI, se requiere un grupo heterogéneo. Para la eficacia órgano específica, es necesaria una población homogénea, definir la actividad que se precisa, y hay que tener en cuenta que hay brotes que pueden no ser reales.

Para el diseño de los ensayos en Nefritis Lúpica, hay que tener en cuenta a quienes se les permite ser incluidos en el estudio, cómo se determina la respuesta, cuánto tiempo dura, y en la prevención del brote definir en qué consiste el brote y el tiempo entre otras cosas.

En cuanto a los tratamientos, el Riquent está en la fase III por la FDA (Agencia Americana del Medicamento), el Lymphostat-B para las células B está en fase II, el Rituxan para las células B está en fase I. El Anti-CD40 Ligand Abs para las Células T, LJP 394 (Riquent) para reducir los anticuerpos antiDNA (30-40%) y demostrar su seguridad, que al bajar los anticuerpos antiDNA disminuyen los brotes renales.

Terapias sobre las células B, tenemos B Lymphocyte Stimulator (BLyS), para aumentar la supervivencia de las células B, Lymphostat la fase I en humanos finalizó en el 2003. El Anti-CD20 (Rituxan) ha pasado las fases I y II.

En cuanto al futuro hay que destacar el LJP 394 que está en espera del veredicto de la FDA y las terapias dirigidas sobre las Células B, Lymphostat B y Rituxan.